El Número 7


El 7 es el escandaloso del barrio, el como el gallo. El 7 el es número del aura, y el aura es el siguiente cuerpo energético que va por fuera, es como el huevo de energía, de luz que nos rodea. El aura es lo que tú sientes de otra persona, cuando entablas una relación con otra persona. Cuando vas en metro, sientes el aura de las personas, aunque no seas consciente; eso es lo que hace que haya personas que sean agradables, o que haya magnetismo, y otras que son como grises y pegajosas, seguro que os ha pasado, quizá en una reunión de trabajo, en la familia, en el metro, donde sea, hay una persona que está perfectamente afeitada, con corbata, todo perfecto, pero es como que te repele; y sin embargo otra persona que va toda zarrapastrosa, y dices me gustaría sentarme a su lado, porque tiene una irradiación positiva, pues eso es por el aura, las auras ínter actúan, y por afinidad, tu sientes.


La descripción del aura es Plataforma de Elevación, es un ascensor, un montacargas. Eso significa que a través de tu aura, a través de tu presencia, a través de lo que tú irradias, tienes que ser capaz de elevar e inspirar a la gente, si no elevas e inspiras a la gente, tú no te elevas. Cuando tu aura está fuerte, tienes una proyección fuerte, eres constante, tienes conciencia en ti mismo..., cuando no está fuerte es como las olas, ahora subo, ahora bajo.


Así como el 5 era un número humilde en la forma en que se presenta a los demás, el 7 no lo es. El 7 es un número como brillante, yo creo que los números que más destacan son el 7, el 10, el 8 y el 3. El 7 es como el que lleva a bandera, el que mueve la cosa, inspira, eleva, es como esos oradores que se ponen a hablar y hacen que toda la muchedumbre se meta en su rollo. Sería como estos santos que a través de su presencia elevan a la gente. El 7 no tiene más remedio que trabajar con la gente, puede desaparecer, puede querer borrarse del mapa, o lo que sea, pero la única forma de elevarse a sí mismo, es elevando a los demás.


Un 7 siempre tiene que estar como dispuesto a elevar a los demás. Igual que el 5 era un número de auto sacrificio, el 7 también es un número bastante sacrificado, en el sentido de que siempre vas a estar bañado en gente y en cosas que van a requerir de ti.


En el Alma sería más interior, más en relación con sí mismo, entonces tienes que inspirarte a ti mismo. Cuando un 7 está mal, o está por trabajar o por desarrollar, o así, es un poco como el Arco de Luz, cuando tu aura está débil, tú no eres tu, porque tu no puede proyectarte, entonces empiezas a intoxicarte de lo que hay alrededor de ti, entonces estás como flotando, como dejándote llevar. Pero simplemente con que el 7 se dé cuenta de que es un 7, ya empieza la cosa a subir... Yo lo veo como el Ave Fénix, puede estar en la miseria de la miseria, que de repente se hinchan los flotadores y sube. Tienes que ser consciente de que tus subidas y tus bajadas dependen de tu fuerza energética, de tu aura, y de como tu te auto inspiras, y tienes que trabajar eso, tienes que trabajar intensamente tu aura. Los 7 no deberían fumar, ni intoxicarse, ni nada, porque todo eso está perjudicando tu aura, y está estropeándote, está quitándote tu capacidad de esplendor.

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player